Enoshima

 

Enoshima es una pequeña península (o isla conectada por un puente, ¡no lo tengo del todo claro!) Situada a una hora al sur de Tokyo. Es un destino muy turístico para los japoneses y cada vez más para los extranjeros.

Se trata de un destino bastante típico para los aventureros que vayan a pasar el día a Kamakura, que se encuentra a unos 15 minutos en tren. Tiene 3 paradas muy cercanas, según nuestra procedencia: katase-enoshima, enoshima (si venimos de Kamakura) y shonan-enoshima (si venimos de Tokyo, previo transbordo en Ofuna).

Todas nos dejan muy cerca del puente que conecta con Enoshima.

DSC00593

Una vez cruzamos el puente llegamos al comienzo de la calle abarrotada de tiendas que nos llevará al templo de Enoshima. Es la típica calle que podemos encontrar cerca de cualquier templo de relevancia en Japón, con tiendas de souvenirs, comida, hoteles… por algún motivo, Enoshima tenía algo que me evocaba constantemente a Miyajima (salvando las distancias).

DSC00596

Lo bueno de Enoshima es que no tiene mucha pérdida. Vamos subiendo por la calle hasta llegar a la entrada del primer templo, a partir de ahí podemos tomar básicamente dos caminos, hacia la izquierda o por la derecha. Por el lado derecho no hay nada muy reseñable, pero por el izquierdo llegamos al jardín de plantas tropicales y la torre de Enoshima, previo pago de 500 yens podemos acceder. Coincidió que cuando fui yo además estaban preparando decoración para el día de San Valentín, pues había algún tipo de fiesta en los jardines. Imagino que debe de ser algo espectacular.

DSC00609

DSC00610

Respecto a la torre, merece la pena, porque tenemos un primer mirador cubierto, y subiendo unas escaleras accedemos a la parte exterior, donde tenemos una vista de 360 grados y podemos disfrutar de unas vistas al mar espectaculares, desde donde se puede ver un atardecer increíble.

DSC00617

DSC00619

DSC00620

Según salimos de la zona ajardinada, si caminamos hacia la derecha nos encontramos con varios tramos de escaleras por los cuales terminamos llegando al mar. Aquí, podremos observar como los japoneses caminan felices por las rocas haciéndose mil fotos, al igual que hizo un servidor ¡por supuesto!

DSC00634

Cabe decir, que si no estamos atentos a la zona corremos el riesgo de perdernos una entrada en la montaña, que previo pago de 500 yenes nos dará acceso a Enoshima Iwaya Cave. Hay una primera cueva con un poco de historia sobre la isla, y más adelante una segunda, que se bifurca, quedando a mano izquierda una estatua del dragón con una especie de tambor, sobre el cual debemos dar 2 golpes (efectos de luz los certifican). Y a mano derecha el templo en sí, para acceder aquí lo haremos con una velita que nos darán, pues no existe iluminación artificial. Le da un aire muy místico y misterioso a toda la experiencia la verdad…

DSC00640

Por cierto, por la misma zona, hay  una campana del amor, que la pareja debe tocar al unísono.

¿Lo que más me gustó de Enoshima? La torre, el ‘pedreru’ y la cueva. Y disfrutar del atardecer, claro:

DSC00665

Autor: Santi