Cuando en Japón vas a una tienda, restaurante, peluquería, o cualquier otro establecimiento comercial, a la hora de pagar, lo primero que te preguntan es que si tienes la tarjeta de puntos del establecimiento. Por raro que parezca cualquier tipo de establecimiento suele tener su propia tarjeta de fidelización.

Tarjetas de puntos

En algunos casos no merecen mucho la pena porque a menos que consumas mucho, los puntos obtenidos no sirven de mucho, pero en la mayoría de los casos puedes obtener descuentos interesantes en tus próximas compras. La foto que adjunto al post la hice con las tarjetas de puntos que suelo llevar encima. No son muchas pero si le pedimos a algún japonés que saque todas las tarjetas de puntos que lleva encima normalmente, veríamos como el número aumenta exponencialmente. Por lo general, si eres extranjero, muchas veces no te ofrecen la tarjeta de puntos porque piensan que sólo estás de paso, pero si la pides te la ofrecerán gustosamente. Como comentaba antes, algunas son un poco inútiles como la del supermercado que hay cerca de mi casa. En un año y pico que llevo comprando en el mismo no he conseguido más que unos miseros 1000 puntos que equivalen a 1000 Yenes. Algo es algo pero la verdad es que esperaba bastante más. En cambio, las de los restaurantes son las mejores ya que si vas regularmente consigues muchas comidas prácticamente gratis :)