Hace dos semanas que deje Saitama, para mudarme a Takadanobaba (Shinjuku). Era bonito, agradable, tranquilo, pero estaba muy lejos. De la escuela, del centro, del mundo. Para mi no hay nada como la intimidad del centro, como decían en The Great Gastby “I like large parties. There’re so intimate. At small parties there isn’t any privacy”.

Echaré de menos el pequeño santuario, el gato que siempre venia a ver que traía, las flores del camino, y hasta la chica del convini que me recibía con un superficial いらっしゃいませ (Bienvenido), pero alagaba mi color de pelo.

IMG_20131008_200639

IMG_20131010_173817

IMG_20131128_150305

IMG_20131129_114345

En fin. Adiós Saitama. Hola Shinjuku.